lunes, 31 de mayo de 2010

Yo quiero...

Quiero servirme una copa de vino blanco a las 17h de un viernes y celebrar que ha llegado el fin de semana. Quiero que alguien me grite "¡necesito japo!" desde la cama, y que haya otra persona que se emocione con una tableta de chocolate blanco. Quiero pasar el dia de pique-nique en Buttes-Chaumont, y la tarde haciéndome fotos en los Champs Elysées. Quiero tirarme en Pont des Arts por la noche. Y quiero que alguien me proponga caminar dos horas bajo el sol para acabar tirada leyendo en los jardines del Sacre.

Quiero las resacas de hamburguesa y arroz con un capítulo de Friends tras otro. Quiero quedarme dormida viendo El Secreto, o que Fringe me impulse inevitablemente a la siesta. Quiero saber quién mató realmente a Marilyn Monroe.

Quiero un crêpe de Nutella mientras paso por delante de la Sainte-Chapelle y prometo, una vez más, entrar por la tarde. Quiero esconder los sombrerini en la lavadora y recibir un sms avisándome de que los Jardines de Luxemburgo ya han cerrado. Quiero enfadarme con Ambrosio y que me entiendan. Quiero canjear visitas por Ron e ir una vez más a la Place des Vosges. Quiero compartir mi obsesión con los cereales y que Arguiñano me enseñe cómo hacer Jamoncitos de pollo al curry. Quiero echarle maíz a todo y beberme una botella de Nestea de pêche de un litro cada tarde. Quiero que me llamen dulcemente Aurora por dormir como si hubiese entrado en coma, y despertarme con la tripa llena de estrellas fosforitas.

Quiero correr detrás de un tren corto del RER para llegar a tiempo a brindar mil veces con cada cerve. Quiero que un taxi me recoja y me lleve a cenar a un indio, para acabar andando con los tacones en la mano por Rue Rivoli. Quiero caminar como una ameba con mis colocs hasta la cama y que me llamen por Skype desde el sofá del salón. Quiero desayunos hipercalóricos y que los domingos nos acompañe Cristi.

Quiero estudiar en Café Lino y hacer footing por el Sena. Quiero ver capítulos de HIMYM en el RER camino a Poissy, y tener una cómplice para no salir de allí y hacer la fiesta en Appart City. Quiero ver de nuevo a tres histéricas gritar beaucoup de basto por las calles de París y ponerme de los nervios al entrar en cualquier rotonda con el coche.

Quiero tener una auténtica enciclopedia parlante en casa, que me traigan gallinas de chocolate por Pascua y ser las únicas que se abanican por la calle. Quiero que me propongan ir a clases de bailes raros, natación y miles de exposiciones, y que se quede en eso, en una proposición. Quiero que venga mi coloc fantasma para que yo coma un domingo y quiero volver a casa en un carrito de la compra mientras grabamos un completo documental sobre la vida parisina. Quiero que alguien en patines se cuelgue de mi Velib' mientras me lo cargo mentalmente.

Quiero dejaros uno de mis mensajes en el contestador del móvil diciendo que os echo de menos. Y que ya son cien entradas para recordar las mil historias que me habeis dado, y otras que vendrán, esperando coincidir con vosotros en alguna, en París, en Madrid o donde sea...

miércoles, 26 de mayo de 2010

Tres conceptos

Envidia es que tu amiga te llame desde la Caput Mundi para contarte que ha pasado el día en la playa, mientras tú intentas recordar cuál fue la última tarde que viste el Sol sin un cristal de por medio.
Amiga
es esa que llama para darte envidia, pero que es capaz de escucharte parlotear como una histérica del agobio, y te consuela diciéndote que a ella le ha picado un bicho.
Y un poco de histeria es lo que te entra, cuando te das cuenta de que casi se te olvida felicitar a Javi, y que ni siquiera te has acordado de que hoy tenías una cita con tus amigos en los 100 Montaditos.

domingo, 23 de mayo de 2010

Straciatella y Vainilla con Cookies

La apertura del verano, que no de las vacaciones. Lo primero llega generalmente, cuando sabes que ya puedes echarte la siesta sin sentimiento de culpa. Y lo segundo, cuando acabas tu último examen o entregas el que tú crees que es el último papel en Secretaria. Que si fuese por la URJC, estabas atrapado de continuo. Menos mal que los alumnos ya pasamos de los caprichos universitarios y tenemos a nuestra disposición, una línea directa con los becarios más eficientes de la facultad.

Anoche estaba decidida a cumplir con el primero de los planes. Abrir el verano, para lo que siempre hay varias opciones: ponerte chanclas para salir por la noche, bañarte en After-Sun para intentar convertir el rojo en marrón, (yo siempre confío en el poder del producto veraniego, como si hiciese magia), desayunar en la terraza o, ir a Tozzi.

De entre ellas, me decidí por la última de todas. Necesitaba azúcar y aire en la cara. A falta de las compañías tradicionales, mi prima se atrevió con las chanclas y yo con la tarrina de dos bolas. Son los sabores del verano, y por fin llegaron. Straciatella y Vainilla con Cookies.


miércoles, 12 de mayo de 2010

Sin título


martes, 11 de mayo de 2010

Mi persona favorita

Mmm, 21 años contigo...y seguiremos subiendo escaleras...¡Feliz Cumpleaños!

domingo, 9 de mayo de 2010

Sólo falta...

Un anuncio de televisión:

http://www.youtube.com/watch?v=ADhVntv6Nrw&feature=related


...y ahora es cuando quieres ser tú la protagonista. Qué tarde de domingo sería, si la vida nos regalara un momento de capricho imposible, pensado por y para uno mismo. Un deseo tonto, de cinco minutos y que se te ocurre sin pensar. Ya que no te toca la lotería...

Sólo falta que Chuck Bass traiga macaroons de Ladurée y Pierre Hermé para merendar y me diga "tanto tiempo esperando a coinidir contigo"...