jueves, 31 de mayo de 2012

Dos redes sociales más

El mundo de las redes sociales me sobrepasa. Sí, ha llegado el momento. Creía estar capacitada para poder llevar todas al día pero es imposible. MySpace habrá eliminado ya mi perfil y Twitter me envía emails para recordarme que existe. Cada semana me deja en la bandeja de correo electrónico las notificaciones que sigo sin dignarme a mirar, o intenta que cambie un estado que lleva perenne desde el día que me licencié, casi un año atrás. Las he abandonado. Ya me da pereza hasta cotillear. Y ni hablar de repasar las novedades semanales. Sólo utilizaba Facebook, mi página de referencia. Hasta ayer. Me he convertido en víctima inicial de otras dos redes sociales más.

Foursquaremi último descubrimiento. Ya había escuchado hablar de ella en varias ocasiones, e intuía su funcionamiento gracias a las series norteamericanas con las que me obsesiono. Y aunque soy un perfil muy reciente, cada vez voy haciéndome más a su uso. Y peligro, que en cuanto lo domine, no podré parar. Ya me creo que estoy en competición y llevo tres días. Se trata de una red social en la que tú vas haciendo check-in en los lugares que visitas. Puedestipear (comentar) acerca del sitio, compartir fotos, agregar a listas que tú mismo creas y que te permite hacer una especie de "mis lugares favoritos" con la temática que quieras. Yo ya tengo varias: Madrid para comerMadrid shopping o Buenos Aires. Poco a poco, ¡qué además he descubierto que puedes editarlas! Pero lo más adictivo es que, cuanto más pinches en un lugar, más puntos obtienes. Y el que más puntos tiene, ¡se convierte en Alcalde! Y las pretensiones de poder que yo tengo son absolutas. Puedes compartirlo en las demás redes sociales, pues tiene conexión directa con permiso previo, lo que me gusta también. Además, que amigo que yo no solicite o acepte, amigo que no podrá saber dónde me encuentro. Que tampoco una ha de delatar todos sus crímenes. 

Goodreadsuna red social para los que leemos mucho. O intentamos hacerlo. Me invitó un amigo hace bastante tiempo y, aunque la he abandonado varias veces, siempre me acabo acordando de ella. Cuando termino un libro y quiero registrarlo, o cuando ese amigo (porque es patético pero sólo tengo a Gonzalo) me envía una recomendación y yo le pido la copia en pdf para ver si lleva razón. Y aunque sólo tenga un seguidor, me siento acompañada. Es como un registro de tu biblioteca pero sin ocupar espacio. Y ya sabéis lo fan que soy yo de las listas y los registros. Además, aunque todavía no tengo la web muy dominada, te permite opinar sobre comentarios de otros lectores, puntuar el libro, ofrecer tu ejemplar e incluso, ir actualizando tu lectura. Compartir hasta la página en la que te encuentras. A tanto no llego, pero en fin, os la recomiendo. Te sientes orgullosa de ir engrosando la lista de leídos. 

Ya sabéis, aunque mi favorita sea Facebook, os invito a que os apuntéis y me amiguéisTwitteres mejor que ni lo toque, porque puedo esclavizarme ya de forma absoluta. 

miércoles, 30 de mayo de 2012

Una página de un crimen perfecto

Historia de un crimen perfecto por Mikel Santiago (Itunes Store)




















lunes, 28 de mayo de 2012

Comentarios masculinos para la Eurocopa 2012 (Capítulo 1)

No tengo novios pero sí algunos amigos que se acuerdan de mí. Y me gusta pensar que son buenos amigos. Debido a la no sólo escasez, sino inexistencia de los primeros, por algún sitio debe venir el premio, supongo. Son estos amigos entrecomillados que están a medio camino entre el amigo de verdad y el simple conocido. Uno de ellos me envió un email la semana pasada con el siguiente encabezamiento:"Queridas chicas, unas advertencias para el próximo mes de junio"¿Y por qué Junio? Fácil, por la Eurocopa. Quizás este amigo mío se pensaba que yo no asociaría con tanta rapidez por dónde iba encaminado su texto, pero se equivocaba. Y para dejarle las cosas claras, procedí a contestarle en los siguientes términos, que para comodidad del lector os contaré en varios capítulos numerados, como hace Adriana Abascal con su vida en la revista HOLA. Y además, como soy así de considerada, lo hago en el formato del libro La historia interminablesu directrices en verde,mis comentarios en rojo. 

Querido español, me veo en la obligación de anotar una serie de comentarios a tus sugerencias, por no decir acotar tus intenciones de que tome como propio el papel de "señorita" que me quieres endosar en un momento que puede convertirse en histórico. 

Queridas chicas, unas advertencias para el próximo mes de junio. (Y julio, puede que lleguemos a la final el día 01 de julio): 

1).- La Eurocopa inapelablemente va a tomar posesión de nuestro ser y de nuestras agendas. No es que os hayamos dejado de querer, simplemente nos apasiona el fútbol. No os lo toméis a mal, es INEVITABLE, es un tema genético. Si quieres marcarlo en tu agenda, los primeros partidos de España son el 10/06 a las 18:00 horas, el 14/06 a las 20:45 horas y el 18/06 a las 20:45 horas. Luego hay octavos, cuartos, semifinales, tercer y cuarto puesto (sí, también es importante) y final. 

Mi agenda, de la que intentaré hacer una captura de mi Ipad para probar la veracidad de mis palabras, ya tiene anotadas como definitivas las tres primeras fechas. Respecto a las demás, como mujer que soy, tengo a bien ser precavida, por lo que también están anotadas pero a lápiz, por si hay que borrar o cuadrar bien el momento concreto. Nunca se sabe si pasaremos como primero o segundo de grupo, o si pasaremos. Pero es que además, están en mi cabeza, como has podido comprobar con la acotación inicial. Estoy de acuerdo de que se trata de un tema genético, sin distinción de sexo o religión. 

2).- Se aconseja leer la sección deportiva de la prensa diaria y ver los resúmenes para que tengamos tema de conversación; si no lo hacéis, que no os extrañe que no hablemos durante ese mes. 

Mejor leer el diario nacional líder en España, que es todo deportivo: MARCA. Así estarás al tanto, no sólo de lo que acontece en el deporte rey, sino en los demás o en la preparación de los JJOO, que te recuerdo querido español, llegan después. Además, si eres como yo, contrastarás la información con la prensa extranjera, para ver si mantenemos un mínimo de objetividad. La pasión no está reñida con la calidad informativa. 

3).- Durante el mes entero la televisión es nuestra, a todas horas, sin excepción. El mando, ni mirarlo. 

Perfecto. Tú pones la televisión que yo me encargo de quitarle la voz y enchufar la radio. No veo partido de la selección sin Paco González. Y si tú también quieres "marcar goles", no sé si me entiendes, más te vale ceder el aparato para disfrutar de alguna película por las noches. El mando, puedes quedártelo. 

4).- Si tenéis que pasar frente a la televisión durante un partido, podéis hacerlo, siempre que sea gateando, preferiblemente con una cerveza y un plato de patatas, sin distraer o hacer ruido. 

Aunque no te lo creas, las mujeres también distinguimos entre las "faltas en las que habrá que poner barrera" y las que no, por ejemplo. Las primeras te permiten pasar corriendo, las segundas no. Pero si mis compañeras son como yo, serán listas y escogerán el lugar del salón que esté más liberado para pegar patadas a gusto y no molestar, con lo que no tendrás que preocuparte. Y con el volumen al que pondré la radio, el ruido que yo haga te dará igual. 

5).- Durante los partidos soy sordo y ciego. No esperes que te atienda, escuche, mire, abra la puerta, conteste el teléfono, vea si el niño se ha caído, salude a tu madre, haga la compra, apague el incendio de la cocina, etc. No estoy, luego no existo. 

Aprovecharé entonces para caminar desnuda por casa o con mi mejor lencería fina. 

Continuará... 

viernes, 25 de mayo de 2012

Dancing the Paradise

Si soy ñoña, lo admito. Si a veces parezco una quinceañera, lo admito. Si me creo que el mundo es de color de rosa, también lo admito. Es decir, admito todo lo que queráis, pero nadie os va a salvar de ver mi escena favorita de la semana, que tuve el placer de quemar (y no exagero) el sábado pasado. La verdad que me costó tomar una decisión, había tres canciones que me parecían buenas. El sólo de Rachel como segunda opción en los Nacionales¡qué voz tienes!; el "We are the Champions" del final con parada en todos y cada uno de los miembros de Glee Club, que no reconoceré nunca que se me saltaron las lágrimas, (una estaba susceptible por haberla escuchado algunos días antes en el Bernabéu); y la que ha resultado ganadora: Paradise de Dashboard Light. El cierre del repertorio de los Nacionales de Chicago. 

Y es que estos años están de moda, y a mí me encantan. Por su música y porque estoy convencida de que con el físico que yo poseo, y del que mejor no hablaremos, me sentaría bien la estética imperante de la época. Además, siempre he querido volver a llevar un vestido de fondo blanco cubierto por cerezas sin la censura de las chonis de Alcorcón. Y lo peor es que se creerán que su pantalón de chandal negro, el piercing en el labio fucsia, los cuatro kilos de rimmel y la camiseta amarilla de lycra de Zara 4,95.- Euros es la combinación perfecta. Y lo dejo, que me enciendo. 

Una canción con mucho ritmo, interpretada por grupos y parejas, las que se han formado durante estos años o las que dejaron de serlo por motivos varios, pero que nos encantaron. Otra serie que acaba temporada y que deja mi verano huérfano. Si me permitís, la voy a bailar una vez más. Como dirían entonces, ¡a mover el esqueleto! 


(NOTA: Siento el titular en inglés, pero es que no había nada mejor) 

miércoles, 23 de mayo de 2012

Teoría para la gala del MET

¡Ya tengo mi teoría preparada! Sólo tenía que hacer unos pequeños apaños en Photoshop para unir fotografías, además de una rápida búsqueda en Internet. Pero ya os puedo contar por qué creo que la Factoría Disney fue la inspiración de muchas asistentes en la pasada Gala Benéfica del MET de Nueva York que podéis leer aquí. Y es que, ¿quién no ha soñado nunca con ser una de sus princesas? Yo misma llevo tatuada una. Y sí, Campanilla ha sido y es siempre considerada princesa. No admito que la estúpida de Pocahontas, una salvaje sin gusto por la moda, que lo único que hace bien es reivindicar el pie descalzo y la naturalidad al caminar, sí sea considerada de la realeza; y un hada con un vestido cóctel verde mint (tendencia esta temporada, por cierto), refinada y coqueta, no. 

Pocahontas eso sí, se dejó ver el pasado lunes en Nueva York. Vestida de largo y blanco inmaculado, que cumple años y deja de lado las minifaldas. No es que la odie, pero que sea sincera y confiese que ahí no había falda, era una camiseta XXL estropeada con las tijeras del costurero de mamá. 

Luego llegó la Bestia metida dentro del traje de Bella, quien le acompañaba. Llegaron por separado. ¿Crisis en el cuento? Yo ya dije que al príncipe sin transformar se le veían maneras de que iba en paralelo, por el otro lado de la calle. Con cinco años lo supe. Lo puede esconder pero de ahí, a no admitirlo y plantarse en la alfombra roja, hay un salto. Y si se cree que no nos hemos dado cuenta, el tonto es él. 

A lo mejor es que pensaba que pasaría desapercibido y todos los flashes de la noche se centrarían en su compañera de Castillo, Fifí. Que dejó a Lumière en casa, al cuidado de los niños y preparando un "¡Qué festín, un banquete de postín!" para cuando ella llegase. De la limpieza, ya se encargaría después. 

Pero Lumière, a diferencia de la Bestia (su jefe), no es tonto. Mandó a Jafar a que cuidase de su señora esposa, que nadie le pusiese las manos encima, que es muy celoso y se enciende fácilmente. Y como él se encienda sin intención, tenemos un problema. Y Jafar, que pocas veces le dejan salir ya de la lampara mágica, se puso su traje dorado.

Y evidentemente, en todo cuento infantil no puede faltar la malvada bruja. En esta noche sacaron a dos: Cruella Devil, que acababa de llegar con Merlyn de las Bahamas,  a tenor de su moreno y el abandono de las pieles. Ya sabemos que el príncipe manda llamar al mago al final de la película por sus problemas de Gobierno y Cruella, que no es tonta, aprovecha el viaje. Que Ryanair ya no es lo que era. Y Úrsula, que se lleva muy bien con ella y no pierde oportunidad de salir del fondo del mar e intentar capturar algún rayo de sol. En fin, me parece muy bien cómo trabaja la realeza de la Factoría Disney. Saben que hay crisis y se turnan en sus apariciones. No van todos, lo sortean y siguen con su agenda conjunta adelante. Con todo el glamour del mundo, que lo tienen y mucho.


 

viernes, 18 de mayo de 2012

Quiero ir al Casino

Spoilers del mundo, os odio. No sólo fueron las páginas de facebook de las que soy fan, sino mis propias primas / amigas / hermanos quienes quisieron destriparme el último capítulo de una de mis series de cabecera. Saben que hay semanas que, o me lían o me lío; como la presente. Otras veces llevo un ritmo digno de aplauso, con casi todas las series al día. Digo casi todas porque mi adicción no es excusa para solicitar que agranden los días con más horas, e ir a ritmo os aseguro es misión imposible. 

El último capítulo de la quinta temporada de Gossip Girl llegó a los ordenadores de todos mis conocidos antes que al mío. No sé si firmaron algún tipo de acuerdo para ponerse en mi contra, pero el caso es que mi pequeño Android era un auténtico hervidero de mensajes vía whatsapp y publicaciones en el muro de facebook. Y yo no entendía nada. Era una simple espectadora de las conversaciones que entre ellos se realizaban en mi perfil. Algunos sin conocerse siquiera. Y yo intentando parar las vibraciones de actualización del móvil sin éxito, ¡iban demasiado rápido! 

Hubo hasta una amorosa y encubierta declaración de intenciones de mi amiga Valentina, quien dice haber encontrado a su príncipe. Yo sigo esperando, porque después de ver mi escena favorita de la semana, que os pongo a continuación, he decidido que vuelvo a poner un mínimo de exigencia. Quiero un príncipe, al que le gusten las pajaritas y que se llame Chuck Bass. Quiero ir al Casino a buscarle y decirle que pienso luchar por él hasta el final, que apuesto fuerte. Con esa música de fondo, que ya salió en Glee y me encanta. Y quiero decírselo vestida de Dior, deslumbrante, habiendo llegado en limusina desde París y que se le quede la misma cara que a Mr. Bass. Puestos a pedir, quiero que todo ello sea a gastos pagados. Y quiero que empiece ya la sexta temporada. 

lunes, 14 de mayo de 2012

Son 32 Ligas


"A ver qué cuentas en el blog sobre esta noche". Si os soy sincera, no pensaba contaros nada y dejar la crónica del evento para los afortunados que pudimos disfrutar de una noche de fiesta blanca. No, no hablo de un código de vestimenta ibicenca, tan típico en verano; sino del único color que vistió el Santiago Bernabéu anoche. Al menos, creo que fue una de las pocas veces que casi todos nos pusimos de acuerdo para no llevar otro color, y mira si quedó bonito el estadio. 


El título ya se había ganado un par de jornadas antes pero Florentino, fiel a su estilo, no quería dejar a los socios madridistas sin una celebración por todo lo alto, con triunfal entrada de Plácido Domingo al césped para una patética actuación en playback después. Un césped cubierto de blanco para proyectar en él un escudo que parecía hecho de purpurina, trofeos iluminados, estrellas y agradecimientos varios. Y el típico pasillo creado para los jugadores, que se animaron al final y acabaron quitándole el micrófono a un speaker muy entregado a la causa. Después claro está, de la orden emitida por la grada a Villar, de la forma más amable que pudimos, para que saludase al campeón. Y le guste o no, el campeón es el Real Madrid. Con 100 puntos, histórico. Y con 121 goles, que creo Villar, también es histórico. 

Sergio Ramos pidiendo que olvidásemos su penalty en las semifinales contra el Bayer de MünchenIker Casillas imitando a Cristiano Ronaldo (esta vez sin borrachera), o Marcelo pidiendo micrófono fueron de los momentos con los que más disfruté. Pero sin duda, si me tengo que quedar con algo es: a) Con Callejón devolviéndole el gesto a Mourinho, subiéndose a sus espaldas y obligándole a salir y dedicarle unas palabras al público, esas que a la prensa no le ha dado la gana; y b) las palabras de Pipita Higuaín, que sonaron a despedida y que, en realidad, espero que no lo sean. Y como bien dijo él: "Y arriba, ¡la concha de la lora!" 
Además, el vídeo completo de las intervenciones, por si alguien se lo perdió, se puede ver pinchando aquí.


viernes, 11 de mayo de 2012

En ambos lados

En el bien y en el mal, siempre podrás encontrarme a tu lado. En ambos lados. Siempre. 
Mariete, ¡feliz cumpleaños!

jueves, 10 de mayo de 2012

Gala en el MET de Nueva York


No me invitaron. Lo que es una auténtica vergüenza que dejo pasar esta vez porque, evidentemente, tenía mejores cosas que hacer en mi casa de Madrid. Ni el overbooking de celebrities ni que el evento fuese en el Museo Metropolitano de Nueva York me convencieron para hacer unas llamadas y pedir explicaciones del vacío en mi agenda. Ahora, mi cita con la crítica siempre constructiva de los asistentes, no me la pierdo. Vosotros no me lo perdonaríais. 

El análisis será breve y, para más claridad, lo dividiremos en dos partes. La primera para daros mi Top 10, con los que más me han gustado, a pesar de que no estuve (porque no quise) y no pude realizar una completa cobertura de la gala; y una segunda con mi teoría particular de que la Factoría Disney está de moda, cosa que me encanta.

El Costume Instute del Metropolitan Museum de Nueva York 
inauguraba el pasado lunes, como todos los años, una Exposición de Moda a la que asiste lo más IN del panorama social en la gala benéfica por excelencia. Una noche en la que las parejas se forman por novio-noviamujer tendencia-diseñador, tú eliges. Y claro, el atuendo escogido se mira con lupa, aunque aquí sí, se permiten extravagancias. Entre los asistentes, mi Top 10 está formado por: 

Rihanna por Tom Ford, (Vogue)
La espalda de Rihanna, su tatuaje y ese fabuloso vestido en negro de Tom Ford. Para una vez que la chica no lo estropea con alguna estridencia de las suyas, había que incluirla en la selección. Kate Bosworth, por el color de sus labios y atreverse con un corto de plumas de Prada a juego con su boca. Yo creo que Kate hizo lo que buscamos muchas alguna vez: inventar un estilismo marcado por un complemento o tono de uñas. Acierto, aún a pesar del morado. Eso sí, un poco menos bronceada hubiese quedado mejor. (Foto más abajo)

Ed Westwick / Amy Adams (SModa)

Ed Westwick, con una mirada de travieso que nos quita el hipo a todas. Esmoquin sencillo para una pose pícara. Y Amy Adams, aunque muchos digan que no arriesgó, sino que escogió un aire griego en el blanco típico, con cinturón dorado y melena ondulada. A veces, lo tan visto es lo que más me gusta. Si las entendidas en tendencias no quieren este vestido de Giambattista Valli, ya me lo quedo yo. 

Rooney Mara de Givenchy, porque unir cuero y encaje es posible. Jessica Alba que, a pesar de que cuando la miro intuyo a Meryl Streep en la pasada edición de los Oscars, ella es el auténtico glamour hollywodiense en Nueva York. Su dorado sí sabe contraponerse a esa alfombra roja, y su peinado pienso copiarlo. Y Chace Crawford, a quien pido matrimonio públicamente desde este post, ya que Ed no se decide a darme sí. Tampoco voy a ponerme a perder tiempo. Él es el caballero de la Corte.

Jessica Alba (SModa) / Rooney Mara (SModa) / Chace Crawford (Vogue)

Darren Cris / Julianne Hough, (Vogue)



Julianne Hough
, por traernos el verano y avisarnos de que las cenas a base de helado están por llegar. Darren Cris, porque su homosexualidad ficticia en Glee no le quita ni un 
ápice de atractivo. Su sonrisa, menos. Y con pajarita, ¡siempre!





Y la más espectacular de todas, Camilla Belle de Yves Saint Laurent. Tiene un cuerpazo, acierta con el tono de bronceado y se pone su vestido de sirena dándole un toque siniestro con esos labios borgoña. Un peinado coqueto, escote limpio y una pose relajada. Sí señora, un diez. 

Camille Belle (Vogue) / Kate Bosworth (SModa)

La segunda parte que os adelantaba al principio, en el siguiente post. La presentación de la teoría que sostengo requiere sus formalidades. Y no, no pienso olvidarme.

viernes, 4 de mayo de 2012

Filadelfia

Me gusta el cine pero no lo he visto todo. Lo digo porque a mis tíos les sorprendía que yo, una persona a la que le gusta pasar las noches acompañada del séptimo arte, no hubiese visto a Tom Hanks caracterizando a un abogado homosexual enfermo de SIDA allá por los años 90. Exacto, hablo de Filadelfia (Philadelphia). Una década en la que ser un invertido aún se consideraba depravación mental y una falta de responsabilidad. Como si ser negro o blanco fuese un descuido de la persona, y no parte de lo que ella es en sí. En fin, tener que explicar este tipo de cosas a estas alturas me parece una tontería. 

Ni yo ni mi hermano la habíamos visto, por lo que no dejamos pasar la oportunidad que la nueva cadena de televisión, Paramount Channel (que desde ya os digo que me encanta), nos ofrecía para una noche de mucha lluvia primaveral. Un "más que satisfactorio" abogado (según palabras de Denzel Washington, quien le acompaña en los Tribunales) es expulsado del despacho en el que trabaja por su orientación sexual y su enfermedad, la cual ha derivado de su falta de diligencia al decidir convertirse en gay. Ni que fuese una moda de los jóvenes descerebrados. Una lucha ante el Juez y el avance de la enfermedad que me ha gustado. No siempre se pueden ganar todas las batallas. Pero a veces tan sólo el ejemplo de enfrentarse es válido. Le dedico a esta gran película y su genial banda sonora la escena de la semana. 


martes, 1 de mayo de 2012

Por fin mayo