jueves, 28 de marzo de 2013

Bank of England


Aunque no tiene mucho que ver y su edificio vecino, The Royal Exchange, te llama más la atención; yo aprendí dos cosas en mi visita al Bank of England Museum que os voy a contar.

La primera es que, a pesar de que el monopolio de todos y cada uno de los billetes de este país corresponde a la Reina Isabel II, otras personalidades le han robado ese protagonismo en algún momento de la historia. Otra cosa no, pero los ingleses están muy orgullosos de su aportación al mundo. Han merecido ese honor:

Sir John Houblon, (Primer Gobernador de Bank of England).

Adam Smith, (economista y filósofo escocés, uno de los mayores exponentes de la Economía Clásica).

Charles Darwin, (naturalista inglés, autor de "El origen de las especies").

Elizabeth Fry(conocida como "El Ángel de las prisiones", con una labor filantrópica enorme).

Sir Edward Elgar, (compositor inglés).

Charles Dickens, (uno de los novelistas ingleses más conocidos de la literatura universal).

Michael Faraday, (físico y químico británico, considerado el verdadero fundador del electromagnetismo).


George Stephenson, (ingeniero mecánico y civil británico que construyó la primera línea ferroviaria pública del mundo utilizando locomotoras de vapor).

Y la segunda es que he conseguido entender los dibujos acuñados en las monedas. Todas se parecían, pero no lograba encontrarles un sentido. Aquí está:

domingo, 24 de marzo de 2013

Para tu domingo revenga

No he madrugado, pero tampoco he hecho nada interesante. La nieve acumulada en las calles, los minúsculos pero incesantes copos y las no-temperaturas, porque ya no son ni bajas, hacen que este domingo, de nuevo, se perfile en casa. Si te quedas conmigo, o bien me llamas por Skype, o bien me escribes para que quedemos (virtualmente) a ver una película. Puedes decidirte también por uno de estos planes:

Luces Rojas (Red Lights, (España) 2012): Rodrigo Cortés dirige este thriller que, a priori, parece que va a dar miedo; pero no. Y os lo digo yo, que cuando vi el Sexto Sentido no era capaz de cruzar el pasillo de mi casa sin la compañía de mi hermano. O que aún sigue viendo como la niña de The Ring aparece por la esquina de la cama, y os aseguro que ahora mismo me bajo de ella, porque no puedo ver todos los ángulos. Y tengo que cerciorarme de que sigo sola en mi habitación.

Margaret Matheson 
(Sigourney Weaver) es una parapsicóloga que, junto a su ayudante Tomas Buckley (Cilian Murphy), intenta desacreditar a todos los farsantes que viven de hacernos creer que las cosas paranormales que vemos en la televisión existen. Y aunque al principio el director nos muestre el protagonismo de la primera, es el segundo quien acabará por darnos la trama. Buena interpretación de ambos, y de Robert De Niro en el papel de Simon Silver, quien les plantea el problema con sus grandes y públicas habilidades mentales. Pero de éste, siempre se espera algo grande, con lo que no sobresale. La chica de la película os hará pensar de qué la conocéis. Os lo digo yo, es Elizabeth Olsen (sí, la hermana de las Gemelas Olsen), pero apenas podemos verla en acción.

No es una película que enganche de verdad. Tiene picos de tensión, pero el pretendido final escondido no lo es tanto, pues se atisba desde mitad de la cinta. Para compartir con una lectura, por ejemplo. Y no te preocupes si no captas todos los detalles, el director se encarga de hacerte un resumen a modo de escena final. (Ver trailer aquí)


Echar un vistazo a la línea de primavera de la diseñadora Anne Klein, quien lleva muchos años en el mercado, pero que, por primera vez y gracias a El Corte Inglés, (a quién si no), llega a España. De ella es uno de los pocos relojes que no pertenecen a la firma suiza Swatch (de la que sabemos soy devota) y que conservo. Me lo regalaron hace tiempo mis padres por cumplir con mi trabajo, estudiar y aprobar. Y lo uso.

Salidos de cuentas (Due Date, (USA) 2010): un vago intento de Resacón en Las Vegas, con un protagonista compartido (Zak Galifianakis en el papel del excéntrico Ethan Tremblay) y Robert Downey Jr (Peter Highman), apunto de ser padre, como partenaire. Para quedarse dormido en la siesta bien. No engancha. Yo la tuve que ver en dos tiempos; por terminarla, nada más. Y sí, al primero no le veo de otra forma, pero al segundo le prefiero con un protagonismo más palpable y gracioso. Tiene algunos puntos para hacerte reír, pero decae en casi toda la cinta. (Ver trailer aquí)

Nuestra canción de amor (My own love song, (USA) 2010), un road trip para contarnos la historia de superación (o su intento) de una cantante paralítica (Renée Zellweger) y un luchador lesionado, más mental que físicamente (Forest Whitaker). Porque me gusta la música country, (no me preguntéis el motivo, ni tampoco explicación), me gusta el corto paseo por la película de Nick Nolte, (para mí, un grande) y me gusta mucho más la actuación de Whitaker, como siempre. La música de la cinta es de Bob Dylan, pero sin mucho más. Zellweger sigue siendo Zellweger, no veo al personaje. Esos morritos que tanto le gustan debería dejarlos para la alfombra roja, donde los usa, y mucho. (Ver trailer aquí)

Y ya que hace tanto frío, además de nevar (os lo prometo, nieva) e impedir que podamos salir a la calle simplemente a pasear un rato (tengo el culo plano), viajemos aunque sea mentalmente. Ver al presidente norteamericano Obama de expedición en Petra (Jordania) me da mucha envidia. Me recuerda, eso sí, que es un destino que no debo olvidar. ¿Por qué no? ¡Investiguemos!

sábado, 23 de marzo de 2013

Brompton Cemetery

Inaugurado en 1840, con una extensión de 16,5 hectáreas y diseñado por Benjamin Brand, Brompton Cemetery es de esos puntos turísticos secundarios que todos nos saltamos cuando nos estrenamos en una ciudad. Forma parte de los llamados Magnificent Seven, es decir, uno de los cementerios creados en la ciudad de Londres a lo largo del siglo XIX para acoger un crecimiento de población desorbitado.

Pegado al famoso estadio de fútbol Stamford Bridge, es el único cementerio londinense catalogado como Parque Real. Sí, sí, un parque. Porque mientras yo paseaba por él, las madres lo hacían con sus bebés, otros vecinos lo cruzaban en bicicleta, algunos paseaban al perro y muchos encendían su Ipod para empezar su footing diario. Parece que aquí sólo vienen a descansar algunos.



Fulham Road (SW10 9UG) 
TransporteWest Brompton (tube).
Free Admission. (Guía £4.99).
Tours guiados previa reserva por los miembros de Friends of Brompton Cementery.
Más información pinchando aquí.

PD: Sé que este post ya llega en Primavera. Pero permitidme jugar con el tiempo, y dejar esa etiqueta para más adelante. Aquí aún, seguimos con frío.

viernes, 22 de marzo de 2013

Para el tío Jose

Después de rebuscar las obras imprescindibles de uno de mis museos favoritos y apartar a todo el mundo, (sí, les he dicho que todos hacia un lado), aquí tienes mi felicitación para tu día especial. Algunos de los observadores se unía, por cierto.

¡Muchas Felicidades! ¡Y que cumplas muchos más!


jueves, 21 de marzo de 2013

Tube lines

El metro londinense, London Underground, celebra este año su 150 cumpleaños; pues fue en 1863 cuando su primera línea, Metropolitan Railway, comenzó a transportar a sus ciudadanos por debajo de la ciudad. En mis primeras semanas en Londres, otra cosa no, pero pisé mucho tube y me aprendí de memoria su: Stand clear off the doors, please. The next station is Holborn. Change here for Circle Line. This is a Piccadilly Line Service to Cockfosters. Please, mind the gap between the train and the platform. Os lo prometo, de memoria. Y hasta lo entono.

La editorial Penguin, en forma de homenaje, ha publicado doce libros llamados Penguin Lines, inspirados cada uno de ellos por una línea del subterráneo y a un precio de 
£4,99. Aún no los he encontrado, dadme tiempo. (Más información aquí)




martes, 19 de marzo de 2013

Los niños perdidos para Papá


Niños que no quieren crecer. Niños que juegan a ser exploradores. Aventureros. Soñadores. Niños que no pueden quedarse quietos. Niños que necesitan volar. Alto. Disfrutar. Niños que sonríen. Niños que viven en un árbol. Disfrazados. Niños que son lo que quieren ser. No. Niños que, en realidad, buscan lo que quieren ser porque no lo saben, y no se paran a pensarlo. Niños que viven lejos de sus padres. Niños Perdidos.

He venido hablar con ellos para recordarles que, como yo, son niños con un padre que les echa de menos. Un padre que les quiere. Que les espera en casa. Que deja la ventana abierta para que siempre tengan la oportunidad de entrar, sea la hora que sea. Que acudirá cuando le llamen. Que existe, que se preocupa, y que seguro, se siente orgulloso. Un padre que, como el mío, es genial. Un padre al que agradecer que, pase lo que pase en el mundo, él intentará crear ese Nunca Jamás que tú necesitas. Un Nunca Jamás para cada momento. Un Nunca Jamás firme por si te caes, sepas que hay algo seguro: él. Papá. Un padre al que se echa de menos. ¡Feliz día, Papá!

lunes, 18 de marzo de 2013

Andresito



Para el mayor de la tribu Rodríguez-Cabrera. Andresito. Un beso enorme y el mejor de mis deseos para el día de tu cumpleaños. Que no publicaré los taintantos que te caen (porque yo respeto a los mayores), de la misma forma que he recortado la fotografía para ocultar los pelos que llevo.
¡Muchas Felicidades!

domingo, 17 de marzo de 2013

Un domingo Revenga

Respuesta de Rubén (Revenga) desde Ronald St
a mis continuas preguntas tipo:
¿por qué no hacemos algo hoy?
Si vuestros domingos son iguales que los últimos que yo estoy viviendo, igual te interesa seguir leyendo. Un domingo erasmus. Un domingo en el que sientes que pasan las horas sin más, sin saber qué hacer, pero sin querer hacer nada. Un domingo de películas. De lluvia.  De invierno. De tirarse en la cama (si es que te has levantado). Un domingo de chocolate. De sudadera gorda. De mirar por la ventana. Un domingo revenga.

Un domingo revenga es ese que, por definición, te impide hacer algo de provecho. Uno de esos domingos que mi madre siempre quiere tener, en el que salir a la calle debería estar prohibido. Moverte puedes, pero dentro de los límites del hogar. Un domingo que mi padre no soporta y no le permite disfrutar nunca. Un día en el que no sale ni un mísero plan, pero tampoco te ves con fuerzas de quitarte esa sudadera a modo de pijama. Y en el que ves cómo tu trasero aumenta por minutos, algo que te pone nerviosa. Si tu domingo está siendo revenga, anota mis consejos para lo que queda de éste:

Con Derecho a Roce (Friends with Benefits, (USA) 2011): Justin Timberlake y Mila Kunis en una relación abierta que no se la creen ni ellos mismos. La relación sí, pero no que quieren dárselas de modernos. Desde el minuto uno se sabe que ambos se gustan; lo que no sé, para qué tanta espera. Un mensaje para los chicos del mundo: en la vida real; sí, nos gusta jugar; pero esperar, no. Son cosas diferentes. Jamie (Mila Kunis) una joven cazatalentos convence a Dylan (Justin Timberlake) para que se mude a NYC como director artístico de la archiconocida revista masculina GQ. Un gracioso primer encuentro que desencadena en una relación estrictamente física, sin compromiso alguno. Hasta que uno de ellos, como siempre, quiere ambas cosas. Una comedia que es, más que nada, el carisma de sus protagonistas. Y la conquista a modo de final que, si queréis pedirme la mano, os sugiero estudiéis a conciencia. (Ver trailer aquí)

An Eduaction ((UK) 2009): protagonizada por Carey Mullingan (Jenny), una estudiante que pretende llegar a la Universidad de Oxford. En su último año escolar, se topa con David (Peter Sarsgaard), un vividor veinte años más mayor que ella. David conseguirá que Jenny viva esos momentos que sólo había visto en su mente. Como fumarse un cigarro con tu amante a orillas del Sena. La historia, aún a pesar de que Jenny preferiría que no fuese así, se desarrolla en el Londres de los años 60. El guión está escrito por Nick Hornby, basado en un artículo autobiográfico de la periodista británica Lynn Barber. Una recomendación de mi casera que, he de confesar, me encantó. (Ver trailer aquí)

Brave ( (USA), 2012): Disney o Pixar (yo ya casi ni distingo) volvieron el año pasado con esta historia poco pretenciosa, rápida y entretenida. Mérida, la rebelde hija del Rey Fergus y la Reina Elinor, se resiste a cumplir con la costumbre real y ser casada con alguno de los descendientes de los más importantes linajes del reino. Y lo intenta conseguir con un inocente deseo que pondrá en peligro a su familia. No hay ni príncipes ni dragones. Castillos sí. Pero, sobre todo eso, familia. Oscar y Bafta este año como Mejor Película de AnimaciónSi tienes la suerte de merendar con niños, esta es tu elección. A modo de excusa eso de los niños, porque yo, la vi sola. Y tan feliz. (Ver trailer aquí)

Water for Elephants ( (USA), 2011): Jacob Jankowski, a modo de figura en masculino de aquella abuela que nos contaba su historia en el fatídico Titanic, comienza a narrar lo que fueron sus años de trabajo en el famoso circo de los Hermanos Benzini. Un Jacob que recuerda cómo en plena Depresión Americana (la historia se sitúa en 1931) y a falta de un par de días para graduarse como veterinario en la Universidad de Cornell, tuvo que saltar a cualquier tren y cambiar su estilo de vida para siempre. Un tren que pudo ser otro, pero que fue el que le conduciría al amor de su vida. Un amor que, en realidad, estaba prohibido.

Paradójico que sea Robert Pattinson quien ahora se llame Jacob, y protagonice la película junto a Reese Witherspoon (Marlena Rosenbluth). Aunque siga tratando de llevarse a la chica. Lo que no me sorprende es la magnífica interpretación, una vez más, de Christoph Waltz (
August Rosenbluth) como el violento director del circo y legítimo poseedor de ese amor. Y aún a pesar de gustarme la estética circense y los años 30, son dos horas que, a veces, se hacen un poco largas. (Ver trailer aquí)

Boardwalk Empire (USA), serie de televisión producida por Martin Scorsese (quien dirigió su episodio piloto) y adaptada para la pantalla por Terence Winter, el escritor y productor de otra grande, Los Soprano. La historia transcurre principalmente en Atlantic City (New Jersey) durante la época de la Ley Seca de los años 20, y su brillante protagonista es Steve Buscemi. Una serie televisiva de gánsters estirada, de momento, en tres temporadas que a mí me tiene enganchada. Por si vuestra tarde de domingo se alarga. (Ver trailer aquí)

Feliz día de San Patricio, por cierto.

jueves, 14 de marzo de 2013

Miriam, por fin












Nunca te había tocado a tí, y ya era hora. Porque como te he comentado antes, este año sí que sí. ¡Muy Feliz Cumpleaños Miriam!

martes, 12 de marzo de 2013

Old Spitalfields Market

Hubo un jueves que me dediqué a observar antigüedades. Sí, como si entendiese algo. Incluso compré mi primer regalo. A mi madre, por supuesto. Y es que los jueves en Old Spitalfields Market se dedican a eso, a deleitar a los que les gusta decorar el presente con cosas del pasado; eso que ahora llaman vintage.

Situado en el número 105a de Commercial Road (E1), Old Spitalfields Market es un mercadillo diario que ofrece ropa, decoración y comida durante los siete días de la semana. Los viernes, por ejemplo, se especializa en moda y arte. Los domingos aparece como un homenaje a la comida ecológica, con una enorme fama en la ciudad. Un mercadillo que toma de su nombre de St. Mary's Spittel, un hospital cercano fundado en 1179, y que llegó a ser el mayor mercado de fruta de la ciudad.

Dividido en dos partes, Bishop's Square y Crispin Place, Old Spitalfields es, en realidad, el mercadillo más antiguo de la ciudad, comenzando su actividad en 1682 como Victorian Market Hall. Hasta entonces, el área en el que se sitúa, en pleno barrio del East End londinense, era completamente rural. El incendio de 1666 cambiaría su carácter. Un área además conocida por su gran sentido de la hospitalidad, gracias a esa fusión de este y oeste que los inmigrantes imprimieron con su llegada; pues siempre fue una de las zonas más asequibles de la ciudad. Ahora, y tras aquella búsqueda de piso que duró quince días, puedo asegurar que no tanto.

Con una completa remodelación en los años 90 y su premio Best New Open Space en 2007, Spitalfields se forma, en su mayoría, por tiendas independientes, cafés, bares y restaurantes con gran reconocimiento gastronómico. Gran parte de su encanto está en la compra que haces directamente con el artista. Pequeño y abarcable, pero con demasiadas cosas; es imposible no dedicarle toda una mañana. Eso sí, no es de los más baratos de la ciudad.

Lugares cercanos para recorrer: Shoreditch, Hoxton, Petticoat Lane.
Cómo llegar: Liverpool Street es la estación de metro más cercana. También accesible desde la estación de Aldgate.
Horario: Todos los días de 11h a 15h. Domingos de 09:30h a 17:30h.
Más información en: Old Spitalfields Market y Spitalfields.




lunes, 11 de marzo de 2013

Israel (no sé por qué, con retraso)

Ocurrió algo gracioso cuando estuve sacando la fotografía para tu cumpleaños. Un chico inglés se paró sorprendido y me preguntó qué significaba lo que había escrito en el papel. Happy Birthday Israel, le dije. Pero él seguía sin comprender. ¿Por qué felicitas a Israel? Porque es su cumpleaños. Mi contestación seguía sin convencerle. Ahí caí en la cuenta y le expliqué: no estaba felicitando al país de Israel (hacia el que tengo mis observaciones), si no a mi primo en España; porque para nosotros Israel es también un nombre de chico. Me hubiese entretenido más, pero el frío que hacía en Battersea Bridge lo impedía.

No sé qué paso. Pensaba que se había publicado bien, pero no. Cómo verás estaba preparado para tu día de cumpleaños, y yo estaba convencida de que aparecería. Hoy, al revisar los últimos post publicados y preparar otra felicitación, me he dado cuenta de que no estabas. Aún así, sigo deseándote un muy feliz cumpleaños.

sábado, 9 de marzo de 2013

Londoners love Diana


Kensington Palace, (London (UK))

viernes, 8 de marzo de 2013

Doce mujeres

Un correo electrónico que me mandó mi tía Pilar hace tiempo decía que tenía que elegir doce mujeres. Debía enviar ese mismo correo a todas aquellas que habían marcado su vida y a las que quisiera hacer participar. Era una cadena, de esas que yo ya no continúo desde que rompí la primera y no me sobrevino una muerte espantosa el tercer viernes del quinto mes del solsticio de las cuatro estaciones siguientes. Doce mujeres que, dentro de una habitación, se harían con cualquier imposible. Aquellas que no debían olvidar las posibilidades que tuvieron y aún tienen. Feliz día a sus doce mujeres, a las que tenga él, a las tuyas y, por supuesto, a las mías. Porque todas ellas siempre celebren el día de la Mujer Trabajadora.